Sanguinetti en Parque del Plata

Por Alejandro Montandón.

Llegó puntual, incluso de más. Un centenar de militantes colorados le esperaban desde las 18:00 Hs. Le estrechan las manos, le llaman presidente. Sonríe, se saca selfies y presiona suavemente las mejillas de los niños. Así es la llegada del precanditado Julio María Sanguinetti al club de Gustavo Fernández en la calle 13 y Plaza Artigas de Parque del Plata.

De pie, acomoda la bufanda roja abajo del sobretodo y ajusta la corbata colorada con apenas algunas pintitas blancas. El rostro se le transforma, se para en puntas de pie cuando enciende su discurso con el característico arrastre afrancesado de la “erre”, de quien ha estudiado derecho en los antiguos tratados parisinos.

En la recta final de la campaña, el precandidato insiste con los temas de seguridad pública y políticas sociales reivindicando que “nadie alcanzará al batllismo en conquista de derechos y atención de los sectores mas vulnerables”.

Sanguinetti asume que los primeros pasos de un eventual gobierno suyo no estarán exentos de dificultades, reivindica 60 años de militancia y no “ser un político golondrina que llega al calor de la elección” .

Mas tarde afirma: “Es un momento muy difícil pero yo tengo esperanza en revertir esta situación de empleo que tenemos, esa pérdida de 50.000 puestos será reconquistada, pero los empleos no serán los mismos porque hay que preparase más. Hoy se reclaman otras capacitaciones” .

En materia de seguridad centró el principal problema en “la pérdida de valores que empiezan desde el mal hablar, desde el mal decir que arruina las relaciones de respeto. Ya no somos un país de respeto, da lo mismo todo”.

Por otro lado criticó el mantenimiento de las asignaciones familiares a “ los padres irresponsables que no mandan al gurí a la escuela” y lamentó el incremento en las cifras de las personas en situación de calle.

Tras el aplauso, los saludos, el ex mandatario se retiró raudo hasta la camioneta que lo aguarda para llegar en 40 minutos a la ciudad de Santa Rosa.

publicidad

Sea el primero en comentar

Dejar un comentario

Your email address will not be published.


*