PITAZO FINAL – POR MILTON RODRÍGUEZ

reflexiones

PITAZO FINAL

El pitazo final fue largo, agudo, estridente. Casi como al unísono se escuchó el grito. “¿Que cobrás juez?” Seguidamente las carcajadas se escucharon desde el interior del auto, que aceleraba por la ruta. Allí estaba Él, solo nuevamente.

Todos los autos que estaban en el semáforo fueron partiendo paulatinamente. A nadie le importó, “Qué cobraba”.

Con esa humilde vestimenta, esa que se conseguía cada tanto de alguna donación, quedó sentado junto a su perro en el cordón de la vereda. La escena se repetía en forma periódica con cada cambio de luces del semáforo.

Nunca sacó tarjeta a nadie, tal vez no tenia, ni amarilla, ni roja.

El perro oficiaba de juez de línea y ante cada pitazo corría por el costado de los autos ladrando.

Nunca se percató de mi presencia, allí estuve algunos minutos observando la teatralización mientras me preguntaba, quien sería ese hombre que no parecía estar en sintonía con el mundo que lo rodeaba.

Alguien o algo había detenido su reloj mental en un punto de su vida y quedó allí, atrapado en ese espacio de tiempo para siempre.

El miedo corrió por mi cuerpo y me pregunté cuán lejos estábamos nosotros, todos y cada uno, de estar viviendo una situación así.

Pensé en mis seres queridos, pensé en su eventual ausencia, en el dolor de una enfermedad, en lo económico. Creo que llegué a llorar mientras en cada cambio de luces, hacía sonar su silbato.

No me animé a gritarle yo también “¿Qué cobrás juez?”; No me animé a reírme de su actitud. Solo emprendí mi marcha y despacio, aprendí otra lección de la vida. Su misión en este mundo era tan importante como la de cualquiera de nosotros. Sus pitazos me hicieron estar vivo y despierto por unos instantes, haciéndome comprender que el aquí y el ahora ya pasó y no se puede volver atrás, que el tiempo no se compra y que todo se puede perder en un instante.

Incluso “La Razón”.

Milton.

 

publicidad

Sea el primero en comentar

Dejar un comentario

Your email address will not be published.


*